español
Kohl  /  Tú creas el proyecto. Nosotros lo transformamos.

Un trozo de nuestro mundo

Ante la duda, periodismo
Posted by, admin on 6-mayo-2014

Durante unos pocos, pero intensos minutos, los medios de comunicación de toda España se hicieron eco el pasado mes de marzo de un presunto accidente aéreo en Canarias. Fotografías y comentarios difundidos por las redes sociales, mostraban lo que parecía ser una aeronave que había amerizado. Los múltiples testimonios de testigos, pilotos incluidos, que afirmaban estar viendo el avión en el agua, y la confusión generada por la confirmación del accidente desde el aeropuerto de Gran Canaria, llevaron al servicio de emergencias de Canarias a dar carácter oficial al falso suceso a través de la cuenta en Twitter del 112. A partir de ahí, los medios de comunicación publicaron la noticia y cundió el pánico hasta que un helicóptero de rescate enviado a la zona confirmó que en realidad se trataba de un remolcador con una enorme grúa.

Este es el último ejemplo de cómo Internet contribuye a amplificar los bulos y de cómo los medios de comunicación tienden a caer en la trampa por la precipitación y la presión que ejercen las redes sociales y sus trending topics. Y por la falta de profesionalidad.

La sobreabundancia de información que nos proporciona la red hace que la labor del periodista sea hoy más necesaria que nunca para jerarquizar, verificar y comunicar con claridad y concisión hechos relevantes para la sociedad.

Es cierto que cualquier persona que se encuentre en el lugar preciso y en el momento adecuado (por ejemplo, en la costa canaria un  27 de marzo a las 15.00 horas) y disponga de un dispositivo móvil puede erigirse en lo que se ha dado en llamar “periodista ciudadano” e informar al mundo de un avión se ha precipitado a mar. La diferencia con el “periodista profesional” es que este está obligado a confirmar los hechos con varias fuentes y  a obtener datos precisos sobre lo acontecido y solo entonces publicará la información.

Por desgracia, en demasiadas ocasiones estamos asistiendo a la derrota de la veracidad en la carrera por ser los primeros en dar una noticia. Un célebre axioma de la profesión reza: “ante la duda, periodismo”; una afirmación  que hoy está más vigente que nunca.

maria

María Jesus Luengo

Directora de cuentas